• Banner Todas Noticias

Imprensa do Mercosul - Brasil Jornal, Radio, Televisão Online do Mercosul.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Traductor

zh-TWnlenfrdeitjakopt

Buscar

A+ A A-

MERCOSUR

Alerta verde-amarilla para la lechería uruguaya

A pesar de que las ventas de Uruguay vienen en fuerte caída, respecto al año anterior, los brasileños interrumpieron las compras y dejaron al Mercosur mal parado ante la Unión Europea.

El sector lechero, como el arrocero, vienen contrastando su alta productividad y calidad con su bajo margen de rentabilidad. Y para ambos sectores la adversa realidad de Brasil representará un reto adicional en los próximos meses, que puede derivar en más salidas de empresas.

Tal vez como una reverberación del independentismo catalán, los productores del sur de Brasil empezaron a reclamar contra la importación de lácteos de Uruguay, se movilizaron en las fronteras y obtuvieron rápida y sorprendentemente el apoyo del mayor sojero del mundo y ministro de Agricultura del gobierno de Michael Temer: Blairo Maggi.

En el sector lácteo uruguayo la situación sigue siendo delicada a pesar de una buena primavera en lo climático, pero sin una mejora de los precios de exportación las pequeñas y medianas industrias se aproximan a una situación crítica, a la que las señales negativas que llegan de Brasil solo significarán un agravamiento.

Pero la situación es preocupante más allá de la insólita medida brasileña de suspender el ingreso de lácteos de Uruguay porque el mercado brasileño viene en picada. Las compras brasileñas caen en picada, tanto por la buena producción como por lo modesto del consumo.

Y en realidad la movida de los productores busca un objetivo mucho más peligroso por sus implicancias de mediano plazo: cuotificar y así poner un tope a las exportaciones de Uruguay. La celeridad con la que obtuvieron una medida tan drástica como inoportuna en medio de una negociación del Mercosur con la Unión Europea (UE) llevan a pensar que Itamaraty no quiere contradecir a los tres estados –Río Grande del Sur, Paraná y Santa Catarina– que han amagado con pedir un plebiscito y sueñan con un nuevo país que sería la cuarta mayor economía del continente.

Lo curioso es que el reclamo llega en un momento en que las ventas son muy bajas. Tal vez se esperaba que Brasil incrementara sus compras de la mano de una economía que viene en recuperación. El Fondo Monetario Internacional (FMI) corrigió esta semana al alza la proyección de crecimiento del país vecino para este año y para 2018.

Pero las compras de lácteos de Brasil a Uruguay vienen en este segundo semestre en franco descenso. A pesar de que el panorama económico de los norteños era mucho peor un año atrás, en 2016 empujaron con fuerza las compras y de alguna manera ayudaron a cruzar lo que fue el peor momento para los productores. Pero dada la flojedad de las compras de Brasil y la anterior salida de Venezuela, la exportación de lácteos de Uruguay se encuentra en un momento complejo.

Brasil compraba 80% de la leche en polvo que Uruguay exportaba un año atrás, pero en el tercer trimestre de 2017 llevó solo 14% de lo vendido. Las ventas de lácteos que llegaron a US$ 160 millones en 12 meses terminados en setiembre del año pasado cayeron a unos US$ 100 millones en los últimos 12 meses y eso básicamente por un descenso abrupto en los últimos tres meses.

Y no es solo la baja en el volumen, sino también en el precio de compra que estrecha los márgenes industriales. Y el aumento de la producción que se viene dando, para algunas industrias podría ser más un problema por el nulo margen operativo que una ventaja por usar mejor la capacidad instalada.

Tras un año desastroso productiva y comercialmente en 2016, la producción lechera va recuperándose y ha subido aproximadamente 10% respecto a los niveles del año pasado. Pero mientras un año atrás Brasil compraba más de 10 mil toneladas de lácteos cada mes, en este segundo semestre está comprando un tercio de lo que compraba un año atrás.

La retirada de los brasileños, aunque cabe esperar que solo sea parcial y para aliviar el momento pico de producción, se suma a la salida de Venezuela, que fue el cliente principal de quesos.

Brasil un año atrás era el principal comprador no solo de leche en polvo sino también en quesos. Y si la exportación al país vecino queda cuotificada será una pésima señal para un sector que ya en agosto y setiembre faenó más vacas que el año pasado. Este mismo viernes se liquida el tambo Holando de la cabaña Las Rosas. Aún productores grandes y tecnificados empiezan a cansarse de remar con la corriente en contra.

Sin Brasil y Venezuela, queda México como un comprador importante y luego hay que salir a mercados más lejanos como Argelia que dejan menos márgenes.

En un mundo de precios estables, la situación de Uruguay queda muy frágil sino funciona la complementariedad natural que se esperaría respecto a la economía brasileña. El fuerte ascenso de los precios de la manteca ha sido un paliativo, pero que dista de ser suficiente para sostener los números de la mayoría de las industrias.

Y, por otra parte, el precio en el mercado interno se ha mantenido por debajo de la inflación, con un ascenso en 2016 de 2% como precio promedio anual respecto a 2015, y sin cambios en lo que va del presente año. Los productores esperan no solo señales claras desde Brasil, sino también desde Uruguay.

Hacerse expectativas sobre una mejora de los precios internacionales más allá de los actuales niveles sería arriesgado. Para el banco holandés Rabobank, el pico de precios internacionales ha pasado. Tras las subas ocurridas en el segundo semestre de 2016 y el primer semestre de este año, en este segundo semestre los precios se han estabilizado y no cabe esperar que vayan mucho más allá de los actuales niveles.

El precio del productor se ha mantenido relativamente estable en torno a los US$ 0,35 por litro. No irá más allá de eso. De modo que la industria se encuentra entre la espada y la pared. Si paga menos muchos productores abandonan o ceden áreas lecheras a otros rubros. Pero sin Brasil, sostener ese precio muchas veces implica perder dinero o al menos no poder hacer frente a los compromisos financieros asumidos.

A comienzos de este mes, al realizarse la asamblea de la Sociedad de Productores de Río Negro, el gerente de Claldy envió un mensaje particularmente sombrío. "En 22 años de gestión en Claldy no viví algo así. Los costos aumentan mes a mes, la inflexibilidad sindical, el tipo de cambio que nos encarece en dólares y hace inviable exportar, las inversiones hechas con muchísimo esfuerzo pero con créditos caros y de muy corto plazo, y otros factores más, hacen que hoy los que estamos al frente estamos consumiendo salud, tiempo y enormes esfuerzos en 'apagar incendios', priorizar lo urgente ante lo realmente importante y créanme es peligroso para la estabilidad del sector". Finalizaba su saludo epistolar a la asamblea manifestando que "desde aquí pido al gobierno que recapacite y fije metas confiables con visión de largo plazo".

Importaciones de Brasil en fuerte caída
Las compras de lácteos de cualquier destino por parte de Brasil fueron en setiembre menos de la mitad que en setiembre del año pasado. Brasil compró 2.800 toneladas de leche en polvo entera; 2.750 de leche en polvo descremada; 2.400 toneladas de queso; y 312 toneladas de manteca. Una caída de 25% respecto a las importaciones de agosto y de 66% respecto a las de setiembre de 2016. Da la impresión que la medida es más parte de un juego político que de una realidad económica.

Las ventas de Uruguay fueron apenas la décima parte que las de setiembre de 2016, con una colocación de 1.777 toneladas el mes pasado frente a 12.723 del año pasado. En leche en polvo entera las ventas cayeron de 8.552 a 374 toneladas; en quesos, de 1.946 a 522; y en manteca de 334 a solo 24. Cuesta entender que se ponga en riesgo toda una negociación entre la Unión Europea y el Mercosur por tan poca cosa. Es fácil comprender el enojo que impera en el Ministerio de Ganadería y la Cancillería uruguaya ante la situación planteada.

El Observador

Visto: 65

Bruselas busca un acuerdo europeo para incluir la carne y el etanol en su oferta al Mercosur

Bruselas busca un acuerdo europeo para incluir la carne y el etanol en su oferta al Mercosur

Bruselas busca un acuerdo europeo para incluir la carne y el etanol en su oferta al Mercosur

La Comisión Europea hará todos los esfuerzos posibles para poder alcanzar ante de fin de año un acuerdo comercial con Mercosur. Bruselas quiere mostrar al mundo que no seguirá la tendencia proteccionista del Estados Unidos de Donald Trump. Tras los últimos acuerdos comerciales con Canadá y Japón, la UE apuesta a una oferta comercial ambiciosa que Mercosur no pueda rechazar.

Fuentes comunitarias explicaron a Clarín que en la oferta que los negociadores europeos llevarán a Brasilia a principios de octubre intentarán incluir la apertura del mercado europeo a la carne y etanol del Mercosur. Tanto los negociadores de Mercosur como los europeos llevan meses prometiendo que habrá acuerdo antes de finales de año, pero quedan importantes obstáculos que saltar.

Bruselas espera ahora que los gobiernos del bloque se pongan de acuerdo para abrir el mercado a la carne de Mercosur. La anterior oferta, que incluía una cuota de 78.000 toneladas de vacuno al año, fue retirada en 2016 por la presión francesa e irlandesa.

Los representantes de los gobiernos europeos se reúnen hoy viernes en Bruselas para intentar alcanzar un acuerdo. Madrid, Roma y Berlín serían las capitales más dispuestas a hacer concesiones con tal de alcanzar el acuerdo. París y Dublín las más reticentes. Si logran un acuerdo, Bruselas tendría vía libre para presentar esa oferta la próxima semana con apertura de mercado a la carne.

Si se diera ese acuerdo interno europeo se eliminaría el mayor obstáculo para que la oferta europea fuera aceptable para los países de Mercosur. Tras una reunión de expertos de los dos bloques celebrada en Bruselas la segunda semana de septiembre no se movieron las posturas, precisamente por esa indefinición europea.

Entonces, los negociadores de Mercosur aseguraron que mientras los europeos no incluyeran en su oferta el acceso al mercado europeo de la carne y el etanol los países del Mercosur no presentarían nuevas ofertas en Brasilia.

Los negociadores enviados por Itamaraty (Brasil tiene la presidencia pro témpore de Mercosur) a Bruselas explicaron que saben que la carne y el etanol son productos sensibles para algunos países europeos (Francia e Irlanda serían los más reticentes pero tienen el apoyo de otros países hasta sumar once países), Mercosur también está haciendo ofertas en asuntos sensibles que Europa debe valorar. A principios de septiembre Brasil aceptó que el azúcar quede fuera del acuerdo.

Clarín
Foto: EFE

Visto: 120

¿Más y mejor Mercosur? Brasil quiere excluir a los lácteos del libre comercio del bloque

Brasil quiere excluir a la leche de la lista de productos del Mercosur beneficiados con el comercio libre –como ya ocurre con el azúcar o el segmento automotor–, como forma de "terminar con las distorsiones en el mercado brasileño provocadas por las importaciones desde Uruguay", y para ello realizará un estudio.

La amenaza no es menor. En 2016 Uruguay exportó US$ 346 millones a ese mercado (60% del total) en productos lácteos, y fue un amortiguador –tras la salida de Venezuela– para la crisis de la lechería uruguaya. Brasil paga precios superiores al resto de los mercados internacionales, donde Uruguay, además, paga el costo de no contar con tratados de libre comercio como en China, donde ingresan competidores directos como Nueva Zelanda o Australia.

Fuentes oficiales confirmaron a El Observador que en la cancillería se sigue con atención el tema, en tanto confirmaron que anoche a última hora se esperaba una reunión entre los ministros de Agricultura de Brasil, Blairo Maggi, y su par de Uruguay, Tabaré Aguerre, en San Pablo.

"Vamos a realizar estudios para avalar esa posibilidad (de excluir la leche del Mercosur)", anunció el ministro Maggi de Agricultura, Pecuaria y Abastecimiento (MAPA) del vecino norteño el fin de semana pasado en la inauguración de la 40ª Expointer, Porto Alegre. Maggi dijo que ya comunicó su intención al presidente Michel Temer y al ministro de Relaciones Exteriores, Aloysio Nunes, según publicó el sitio web del MAPA.

El MAPA y varios medios brasileños habían manejado una posible reunión entre Maggi y Aguerre esta semana en San Pablo, donde sesiona el Consejo Agropecuario del Sur (CAS). Una fuente oficial confirmó a El Observador el viaje de Aguerre a San Pablo, aunque descartó que exista, hasta el momento, algún planteo oficial de Brasil por el tema lácteos. La página web del MAPA recordó este martes que "representantes de entidades y cooperativas del sector lechero, como la Organización de las Cooperativas Brasileñas (OCB), se reunieron con Maggi para reclamar por la excesiva cantidad de leche importada de Uruguay y discutir medidas para reequilibrar el mercado nacional, evitando así una gran disminución del precio". El sitio oficial del ministerio brasileño agregó que "según el ministro (Maggi), el problema afecta a toda la cadena láctea del país, especialmente los estados con gran producción, como Río Grande del Sur y Minas Gerais".

Fuentes del gobierno uruguayo dijeron a El Observador que "Brasil es autosuficiente" en leche en un 99%, por lo que la incidencia de los productos lácteos uruguayos "es menor al 1% del consumo".

Antecedentes
El planteo de Brasil respecto a cuotificar el ingreso de lácteos uruguayos no es nuevo y data de siete u ocho años atrás. La posición de Uruguay ha sido siempre de rechazo a esa posibilidad. Sin embargo, Argentina aceptó en 2009 que Brasil cuotificar el ingreso de sus lácteos en 3.000 toneladas por mes. Ese acuerdo fue renovado en 2016 y estará en vigencia hasta mayo de 2018, con 4.500 toneladas por mes –hasta llegar a 54 mil toneladas a junio pasado– y sin sobrepasar el límite de 5.000 toneladas por mes.

Según datos de la OCB, Brasil compró a Uruguay 86% de las exportaciones de leche en polvo descremada y 72% de leche en polvo entera a julio de 2017. Según la gremial brasileña, en los primeros seis meses del año la adquisición de ambos productos sumó 41.811 toneladas. Uruguay exportó 102 mil toneladas de leche en polvo a Brasil en 2016 y fue el principal destino. En lo que va del año –a julio– se alcanzaron a 41.100 toneladas. Las colocaciones de leche en polvo entera cayeron 36% respecto a un año atrás, a 35.000 toneladas a julio. En tanto, la descremada cayó de 6.400 a 6.100 toneladas.

El Observador

Visto: 134

Argentina y Chile sellan su acercamiento con un nuevo acuerdo comercial

Bachelet y Macri en Colina, Chile, durante un encuentro bilateral celebrado en febrero.

Bachelet y Macri en Colina, Chile, durante un encuentro bilateral celebrado en febrero.

Argentinos y chilenos ya no pagarán sobrecostes al uso del móvil cuando se visiten entre sí. La eliminación progresiva del roaming es uno de los capítulos más destacados de un acuerdo comercial que Argentina y Chile firmarán en octubre. Las negociaciones han terminado el jueves, según anunciaron las cancillerías de ambos países, y sólo resta pulir los detalles formales para la firma. Además del acuerdo en materia de telecomunicaciones, el texto incluye capítulos de cooperación en inversiones, servicios, compras públicas y comercio electrónico. El nuevo tratado es un viejo anhelo de Buenos Aires y Santiago, trunco por las reticencias del kirchnerismo y posible ahora tras la decisión del presidente Mauricio Macri de abrir su país a los mercados de la costa del Pacífico.

Chile ha firmado hasta ahora 26 acuerdos con terceros países, entre Tratados de Libre Comercio (el más destacable el TLC que mantiene con Estados Unidos) y de complementación económica. La apertura chilena contrasta con la de Argentina, que tiene limitados los TLC y otros acuerdos bilaterales por su pertenencia al Mercosur, el bloque que integra junto a Uruguay, Brasil y Paraguay. Por eso las negociaciones con Santiago no incluyeron aranceles a las exportaciones, sino todas las trabas que afectaban el comercio bilateral, sobre todo de carácter burocrático o parancelarias, como las restricciones fitosanitarias.

En el fondo, el acuerdo forma parte de la búsqueda argentina por acercarse a la Alianza del Pacífico, como parte del Mercosur. “Las presidencias de Argentina y Chile decidieron acercar más a estos dos bloques, los más dinámicos en cuanto a la integración comercial. El foco está puesto en la facilitación del comercio. El objetivo de geopolítica es crear un corredor Atlántico-Pacífico”, dijo en rueda de prensa el secretario de Relaciones Económicas Internacionales de la Cancillería, Horacio Reyser.

Los negociadores acordaron un nuevo régimen de regulación y protección de inversiones, promociones al comercio y facilidades para la participación en contratos públicos. “Este texto sin duda mejora lo que teníamos hasta ahora, con normas muy vagas. Nos pusimos de acuerdo en que debíamos clarificar las normas para que los inversores tuviesen claro en qué marco jurídico iban a trabajar”, dijo Victorio Carpintieri, segundo de Reyser en la Secretaría. Para Carpintieri, se trata de dar señales en el sentido de una apertura económica que pretende atraer inversiones extranjeras. “Estamos dando una señal clara de dos países que le dicen a la comunidad de negocios que quieren facilitar el comercio y la inversión. Desde el punto de vista comercial, el acuerdo resuelve cuestiones de acceso, restricciones y demoras y varios temas sanitarios”, dijo.

El nuevo marco debe impactar en la llegada de dinero chileno, según las expectativas argentinas. Reyser explicó que los empresarios chilenos tienen hoy unos 4.000 millones de dólares disponibles para Argentina, cuando esa cifra “era antes de 7.000 millones de dólares. “Ahora hay señales nuevas para que se integren más en la inversión”, dijo. Argentina pretende además recuperar el comercio perdido. "Chile es el quinto destino al que más llegan exportaciones argentinas", por unos 2.000 millones de dólares, pero "hasta no hace tantos años eran 5.000 millones". El escenario es positivo, al menos si se tienen en cuenta las últimas estadísticas de intercambio comercial: en el último año, las exportaciones argentinas hacia Chile crecieron un 16 % y las importaciones un 11 %.

Para chilenos y argentinos será el capítulo de las telecomunicaciones el que tendrá más impacto en su vida diaria, por la reducción de los costos extras que las telefónicas cobran por el uso de sus servicios una vez que cruzan la frontera. “A partir de un año de firmado el acuerdo, los gobiernos se comprometen a promover un plan de trabajo con las empresas de telefonía para eliminar el costo adicional del roaming”, adelantó Reyser. “Esta es una discusión que viene desde hace muchos años, dado el flujo de personas entre ambos países”, dijo la directora de Relaciones Económicas Internacionales de Chile, Paulina Nazal, consultada en Santiago por medios chilenos.

El País

Visto: 135

La fiscal perseguida por el chavismo viajó a Brasil para participar de una reunión del Mercosur

Luisa Ortega Díaz

Luisa Ortega Díaz

"El día de hoy salió rumbo a Brasil, la señora Fiscal General de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, quien hizo su correspondiente trámite de emigración ante las autoridades colombianas", señaló el organismo en un comunicado.

Ortega Díaz, que se refugió en Colombia tras ser destituida del cargo, participará en un encuentro de procuradores del Mercosur, informó el diario O Globo.

"Un fuerte esquema de seguridad está siendo preparado para la ex procuradora" en Brasilia, reportó hoy el matutino de Río de Janeiro.

En mayo pasado Michel Temer recibió a Lilian Tintori, esposa del líder opositor Leopoldo López, pero por lo pronto no se informó si se encontrará mañana con la fiscal venezolana. Ortega Díaz rompió con el gobierno de Maduro al oponerse a la formación de una Asamblea Constituyente, la cual fue duramente criticada por Michel Temer ayer, en un comunicado conjunto con su colega paraguayo Horacio Cartes.

La procuradora prometió revelar detalles de la vinculación de Maduro con la constructora brasileña Odebrecht, principal firma del esquema de corrupción revelado en la megacausa Lava Jato.

Ortega Díaz huyó de Venezuela junto a su marido, el diputado Germán Ferrer , que perdió la inmunidad parlamentaria.

Temer, actual presidente temporario del Mercosur, reiteró ayer que desconoce la legitimidad y las decisiones de la Asamblea Constituyente venezolana.

Durante la cumbre del lunes en Brasilia, Temer y Cartes ratificaron su apoyo a la suspensión de Venezuela del Mercosur por haber violado la Cláusula Democrática del grupo sudamericano.

Infobae con información de AFP y ANS

Visto: 145

Visit the best review site bbetting.co.uk for Bet365 site.